Blog

Posicionamiento empresarial
HomeEmprendedoresPreguntas básicas que te tienes que plantear antes de emprender

Antes de lanzarte a la piscina del emprendimiento tienes que tener muy claro cuál va a ser el rumbo que va a llevar tu negocio. Respondiendo a esta serie de preguntas que verás a continuación, descubrirás si vas por el buen camino.

 

Las preguntas son la clave del éxito. Si te haces las preguntas adecuadas, tomarás decisiones correctas y verás cómo se abre ante ti un mundo de posibilidades.

En muchas ocasiones nos lanzamos a emprender muy motivados e ilusionados con nuestra idea sin haber hecho demasiados planteamientos iniciales. Cuando vemos que nuestro negocio está en crisis es cuando empezamos a reflexionar y nos damos cuenta de que en su día nos hicimos preguntas inadecuadas que nos han llevado a tomar el camino erróneo.

El problema viene sí la crisis que está sufriendo nuestro negocio es ya demasiado grande y nos descapitaliza totalmente. Entonces será demasiado tarde y dará como resultado una absoluta quiebra de la empresa.

Como nosotros queremos que triunfes y no queremos que tengas que sufrir las terribles consecuencias de una crisis te hemos preparado 5 preguntas básicas para los emprendedores. 

 

1. Objetivos personales. Escribe las 5 cosas más importantes de tu vida

 

Lo primero que debes de tener en cuenta es que un negocio los primeros años va a suponer mucho sacrificio. De hecho, hay una ley no escrita qué dice que un proyecto empieza a triunfar después de haberle dedicado unas 10.000 horas.

¿Qué quiero decir con esto?

Que desde un principio tienes que tener muy claro cuáles son tus metas personales importantes para ti en tu vida. Esto te permitirá desarrollar una estrategia coherente con tu proyecto de vida. En los momentos difíciles te ayudará a recordar los motivos por los cuales decidiste emprender.

 

2. Visualiza cómo quieres estar en 10 años. ¿Dónde quieres que esté tu negocio antes del 2030?

 

Esto no es más que tener la meta de tu negocio clara. Si no tenemos una meta definida nos será imposible poder establecer objetivos. Como siempre vamos por la vida apagando fuegos, perdemos mucho tiempo en lo inmediato. Esta pregunta nos ayuda tener una visión global del proyecto a largo plazo y esto es algo vital a la hora de establecer prioridades. Saber diferenciar entre lo que es urgente y lo que es importante. Todos los días nos tenemos que preguntar si lo que estamos haciendo hoy nos acerca a donde queremos estar mañana.

 

3. Marca la ruta a seguir de tu negocio paso a paso.

 

Ahora ya sabes quién eres tú, tienes claro lo que quieres y cuáles son tus fortalezas. Ya sabes que montaña quieres escalar y solo te hace falta marcar los puntos del camino. Emprender un negocio es como emprender un largo viaje. Una vez que has desplegado el mapa encima de la mesa y has elegido tu destino final hay que marcar los puntos por dónde tienes que pasar. Marcandote pequeños objetivos podrás preveer los problemas y así cuando vengan ya tendrás una solución preparada. Hay que tener claro que los problemas vendrán seguro, sí o sí. Es mejor anticipar todo lo que uno pueda para que no te pille el toro por sorpresa. 

Además, si vas alcanzando objetivos iras recibiendo pequeñas dosis de satisfacción que te motivarán hacia delante. No te rindas, siempre levántate y sigue caminando (en la dirección correcta, claro).

 

4. ¿Qué puedo hacer por mi negocio ahora?

 

A veces estamos tan enfocados en lo que nosotros queremos de nuestro negocio qué olvidamos cuestionarnos sí es nuestro negocio quién necesita algo de nosotros. Hay que recordar que crear una empresa es prácticamente lo mismo crear una vida. Los negocios tienen vida propia y al igual que nosotros necesitamos cosas de nuestro proyecto y de nuestros clientes no podemos olvidar qué el negocio también necesita mucho de nosotros.

Parece una pregunta tonta pero en realidad nos ayudará muchísimo a mejorar nuestra capacidad de liderazgo, aumentando exponencialmente los resultados.

 

5. ¿Qué se perdería el mundo si tuvieras que cerrar tu negocio?

 

Esto es una pregunta que calificaría de vital y de normal pasa totalmente desapercibida. En nuestro día a día disponemos de muchas cosas y no nos paramos a reflexionar cómo han llegado a nuestras vidas. Te levantas por la mañana de la cama, te lavas los dientes con un cepillo, bajas de casa con ascensor y subes al coche para ir a trabajar. Aunque ahora formen parte de nuestra cotidianidad, éstos son inventos que alguna vez estuvieron en la mente de algún emprendedor.

Con la respuesta a esta pregunta tendrás más claro cuál es la esencia real de tu negocio. Es ver desde otra perspectiva lo que marca la diferencia entre tu empresa y tu competencia. La misión que beneficiará a la sociedad y cuál es el valor que reciben tus clientes.  Sabiendo esto ahora has construido unas buenas barreras de entrada para que nadie pueda ganarte.

Cuando encuentres la razón o todas las razones que hacen que tu negocio exista sabrás que decirle exactamente a las personas para que se interesen por tus productos o servicios.

Estas son las preguntas más importantes que debes responder si no quieres equivocarte en la estrategia de tu negocio. Los errores de estrategia pueden salir muy caros y llevarte a la ruina. Así que con estas preguntas básicas antes de emprender (o incluso cuando ya has arrancado) siempre estamos a tiempo para sentarnos a evaluar si lo estamos haciendo bien y como podemos mejorar.